LOS NIÑOS SON EL FUTURO

AQUÍ LES BRINDAMOS UNA VALIOSA EDUCACIÓN

REGLAMENTO DE LOS DOCENTES

El Colegio San Pablo integra su Planta Funcional con Docentes, Preceptores y Auxiliares Docentes:

      • Que tengan profunda convicción y formación católica y apostólica y que estén dispuestos a irradiar su acción en plena y auténtica formación de los alumnos, mediante un diálogo con ellos, con sus padres con los demás educadores de la Institución y la Comunidad Educativa en general.
      • Que asistan a actos, encuentros, campamentos, etc. para posibilitar una mayor identificación con el alumno, conociendo de cerca sus inquietudes, educando con el ejemplo.
      • De conducta intachable en cuanto a su moralidad y honestidad, durante las horas del ejercicio de sus funciones, en su vida particular y en su hogar.
      • Que deseen asumir con todos los riesgos el compromiso de cristianos prácticos y estén dispuestos a ofrecer su aporte generoso al Colegio, en la asistencia, puntualidad, participación en las jornadas de perfeccionamiento psicopedagógico, etc.
      • Que amen a sus alumnos como son y los ayuden a ser lo que deben ser.
      • Formadores y no transmisores, entendiendo por docente formador a aquel que se integre al proceso social que supone la difusión, creación y recreación de la cultural nacional; en síntesis, el docente como animador de los valores culturales nacionales.
      • Que eduquen a través del afecto, que el alumno sienta que juntos van a abordar el saber para que él sea una persona mejor.
      • Coordinadores de capacidades, habilidades y actitudes.
      • Que enseñen a aprender.
      • Que centren los intereses en las actividades porque se aprende mejor aquello que se experimenta.
      • Que organicen con los alumnos un ámbito ordenado, donde haya libertad con responsabilidad.
      • Que estrechen lazos entre la familia y el Colegio.
      • Que promuevan la reflexión.
      • Que orienten la educación hacia horizontes de libertad, coherencia e identificación con modelos esencialmente argentinos.
      • Que tiendan hacia la educación permanente.
      • Que practiquen una enseñanza basada en el auto convencimiento y no en la imposición.
      • Que dignifiquen a la persona humana a través de la educación.
      • Que se comprometan en los intensos y acelerados cambios que se producen en educación.
      • Que formen a los niños y jóvenes en un fuerte patriotismo, que implique amor y respeto por lo que nos define como Nación, dentro de una comunidad latinoamericana.